Hora de cubrirse la cabeza

En los últimos cinco años, los cuatro grandes accidentes de la Fórmula 1, o sus competiciones satélite, han tenido un común denominador:la cabeza de los pilotos. Henry Surtees, que falleció, Felipe Massa, María de Villota, que tampoco pudo resistir a las secuelas, y ahora Jules Bianchi, sin olvidar a Dan Whedon en la Indy, sufrieron justo en el flanco más débil de un piloto y quizás el único que sigue hoy muy expuesto en el automovilismo. Leer

Puedes leer el resto de la noticia en marca.com haciendo clic aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>