Incendio en Mercedes

Casi no acababa de cruzar por la línea de llegada, cuando a Nico Rosberg le caía el primer chorreo. Sus dos principales jefes, Toto Wolff y Niki Lauda, se tiraban a los micrófonos de las televisiones para reprenderlo duramente. “Así no se puede seguir. Vamos a hablar con los chicos, pero esto no puede seguir así”, afirmaba el director de la escuadra alemana. Leer

Puedes leer el resto de la noticia en marca.com haciendo clic aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>